Con Terracotta Huile Sous Le Vent, Guerlain crea un aceite seco de nueva generación con una delicadeza inédita para el cuerpo, el rostro y el cabello.
Gracias a los 3 aceites de origen natural de su fórmula, la piel y el cabello se nutren e hidratan de inmediato y sin efecto graso.
Enriquecido con el complejo Tan Booster de Guerlain, Terracotta Huile Sous Le Vent sublima el bronceado natural de la piel.

Fragancia

Su fragancia de flor de tiaré deja la piel con un dulce aroma que de inmediato evoca un paraíso lejano y exótico… Un delicioso placer tras un día al sol.
Los sentidos se despiertan en lugares lejanos.

Eficacia

Una textura imperceptible:
La textura es ultraligera para el 97% de las mujeres*
No deja una película grasa sobre la piel para el 97% de las mujeres*

Una fórmula de tratamiento:
La piel está nutrida para el 90% de las mujeres*
El cabello está nutrido para el 87% de las mujeres*
La piel experimenta una sensación de confort duradera para el 94% de las mujeres*

Ingredientes

El complejo Tan Booster de Guerlain: derivado del algarrobo, un árbol milenario de los países mediterráneos, ayuda a preparar y sublimar el bronceado natural de la piel.

Una fórmula basada en 3 aceites de origen natural:
1. Aceite de almendra dulce para el cuerpo: fuente de vitaminas A y E, mejora la flexibilidad de la piel y acelera su renovación. Su suavidad infinita lo convierte en el aliado de todas las pieles, capaz de calmar las más sensibles y secas.
2. Aceite de camelina para el rostro: gracias a la cantidad excepcional de antioxidantes que contiene, contribuye a reforzar la epidermis y combatir los signos visibles del envejecimiento celular. Día tras día, la piel se fortalece.
3. Aceite de semillas de Limnanthes para el cabello: especialmente rico en ácidos, es conocido por sus propiedades nutritivas excepcionales. Es ideal para suavizar y dar un aspecto sedoso al cabello seco.

Aplicación

Aplique diariamente unas gotas de Terracotta Sous Le Vent sobre el rostro y el cuerpo durante todo el año para satinar la piel, o tras la exposición al sol para sublimar el bronceado natural y nutrir la piel.
Este aceite puede aplicarse asimismo sobre el cabello, en los largos para un efecto mojado sensual o a modo de mascarilla para una nutrición intensa.