Aceite Imperial de Guerlain: el poder de la longevidad de la orquídea combinado con 20 excepcionales aceites botánicos para contribuir a devolver a la piel toda su firmeza. Este sedoso y nutritivo aceite facial se funde inmediatamente en la piel absorbiéndose en profundidad. Contribuye a equilibrar el contenido en lípidos*, mejora la calidad de las fibras sostén* de la piel y aporta confort y nutrientes sin dejar sensación aceitosa. La piel, más tonificada y elástica, luce visiblemente más firme y con un aspecto más joven. El efecto tensor del Aceite Imperial puede mejorarse realizando el método de aplicación exclusivo creado por el Instituto Guerlain situado en el nº 68 de la parisina Avenida de los Campos Elíseos.

*Una combinación de 4 ácidos grasos, 2 de ellos no los produce el cuerpo.
**Prueba in vitro con ingredientes

Film

Fragancia

Fragancia Orchidée Impériale: un aroma floral en que la evocación de la orquídea se alía con notas de rosa, almizcles blancos y noble madera de cedro.

Secreto de la fórmula

Gracias a la diversidad de los 20 excepcionales aceites, el Aceite Imperial contribuye a equilibrar los lípidos en la piel* y estimula la producción natural de colágeno**.

Mejora la calidad de las fibras sostén. Aumenta la resistencia y elasticidad de estos “sostenes de la piel”. En perfecta armonía con la piel, el Aceite Imperial se absorbe en profundidad para devolver a la piel toda su firmeza.

Eficacia

Recuperación total de la firmeza de la piel:
- Firmeza: +36 %*
- Elasticidad: +38 %*
- Tonicidad: +30 %*
Transformación de la calidad de la piel:
- Hidratada: +71 %*
- Tersa: +45 %*
- Suave: +47 %*
- Luminosa: +61 %*
Reducción de los signos del envejecimiento:
- Arrugas: -24 %*
- Líneas de expresión: -20 %

Ingredientes

El Aceite Imperial es un exquisito concentrado de 20 aceites botánicos seleccionados por La Investigación Guerlain especialmente por sus propiedades medicinales reconocidas desde tiempos inmemoriales.

Heredera de un saber hacer galénico único, La Maison Guerlain los ha asociado a un dúo de orquídeas por medio de un procedimiento exclusivo a fin de crear un aceite de eficacia científicamente probada.

La orquídea, una materia primera extraordinaria y preciada, es la esencia misma de la gama de tratamientos completos y excepcionales Orchidée Impériale. Un auténtico prodigio de la longevidad, la orquídea es la especie más desarrollada del reino vegetal. Convencidos de su singular potencial, Guerlain le ha dedicado el primer centro de investigación consagrado a un ingrediente: el Orchidarium®.

Este Centro Internacional de Investigación sobre la Orquídea y la longevidad tiene por misión descubrir, comprender, estudiar y valorizar las orquídeas y sus propiedades biológicas y cosméticas en beneficio de su investigación sobre la longevidad de la piel. Este consta de 3 centros complementarios, interconectados y dirigidos por la Investigación Guerlain:

El Jardín Experimental
— Ginebra (Suiza) Un invernadero donde Guerlain alberga una colección de orquídeas para estudiar y seleccionar las especies más excepcionales.

El Laboratorio Fundamental
— Estrasburgo (Francia) La primera unidad de investigación fundamental sobre las orquídeas para identificar y analizar las moléculas de longevidad.

La Reserva Exploratoria
— TianZi (Yunnan, China) Una reserva natural, pilar de la biodiversidad, para proteger y reintroducir las orquídeas silvestres en su medio natural. Descubra nuestra acción en Yunnan en guerlain.com


El Orquidarium ha revelado el extraordinario potencial de dos orquídeas, entre las que se encuentra la "Gastrodia elata", una orquídea imprescindible en la medicina tradicional china.

Aplicación

Aplicar mañana y noche, antes del sérum.

Extender en el rostro y presionar con las manos en pómulos y frente.

Colocar los dedos sobre la mandíbula y deslizarlos hacia arriba antes de realizar una presión durante tres segundos.

Repetir el movimiento de la parte inferior de la frente hacia la superior.

Colocar el dedo índice encima del labio superior y el dedo corazón bajo el labio inferior, presionar durante tres segundos, soltar y deslizar los dedos hacia las orejas.