La fragancia oriental de Habit Rouge Eau de Toilette es un clásico de elegancia, potenciada por el frescor de las notas de cítricos.

Creada en 1965 en homenaje a la pasión por el arte ecuestre de Guerlain, Habit Rouge fue la primera fragancia oriental para hombre de la historia de la perfumería. Desde su lanzamiento, sorprendió por sus aromas de vainilla sensuales y audaces. Transmite la genialidad del contraste y las emociones dominadas a la perfección.

Habit Rouge personifica a un hombre que conjuga sofisticación y refinamiento, audaz en todos los sentidos. Un hombre que vive la vida intensamente y destaca por dejar tras de sí una estela de intensísima sensualidad.

Tanto el frasco emblemático de la colección de perfumes Guerlain masculinos, moderno en su geometría y riguroso en su forma, como el lujoso tapón de madera transmiten el atractivo de la imperecedera elegancia a la francesa.

Fragancia

Oriental hespéride.
Dinámica, apasionada, atrevida.

En ella, lo amargo se transforma en frescura gracias a los refinados acordes de limón verde y naranja amarga. Su nota de corazón, que cuenta con la calidez del pachulí, es especiada y elegante. En las notas de fondo, el matiz de cuero se suaviza bajo la untuosa caricia del benjuí y la vainilla en un gesto de rebeldía.

Ingredients

Secretos de perfumista

Habit Rouge, el primer perfume oriental masculino, se considera en Guerlain el "Shalimar masculino".
Se elabora en torno a ingredientes fetiche (bergamota, vainilla, pachulí, haba tonka) presentes en la Guerlinade.
La Guerlinade, ese sello olfativo sensual de las creaciones de Guerlain, aporta a Habit Rouge un estilo sin lugar a dudas inimitable.