Para celebrar la Navidad y los 190 años de la Maison, Guerlain da rienda suelta a la creatividad de la artista francesa Giselle Balosso-Bardin. Conocida por sus interpretaciones poéticas en papel, aquí rinde homenaje a la Abeja, símbolo icónico de la Maison.

Este cofre contiene el ritual La Petite Robe Noire formado por un Eau de Parfum en formato de 100 ml y 5 ml, un Gel de Ducha y una Leche Corporal La Petite Robe Noire.

Una fragancia Eau de Parfum bordada con las notas "negras" más bellas de la perfumería: Cereza negra, rosa negra, pachulí y té negro en un frasco mítico.
El frasco de "corazón invertido" se renueva con audacia y modernidad. En su transparencia cristalina, con un degradado del negro al rosa empolvado, se descubre un emblemático vestido negro. Absolutamente indispensable y totalmente irresistible, esta fragancia Eau de Parfum es una creación perfumada de Guerlain refinada e increíblemente glamurosa.

La Leche Aterciopelada para una Piel Glamurosa es irresistiblemente aterciopelada.
Junto con Un Baño de Satén o Nada, reviste la piel de un velo satinado y delicadamente perfumado.

Fragancia

Afrutada floral. Deliciosa, desenfadada, irresistible.

Un primer guiño de cereza negra expresado por una mezcla de almendra, bayas y bergamota.
En el segundo paso la rosa entra en escena.
Por último, hace acto de presencia el haba tonka que seduce con un aroma almendrado potenciado por el té negro en una mezcla ahumada.

Ingredientes

Cereza negra, rosa y té negro

Secretos de perfumista

La Petite Robe Noire nació en el laboratorio de las Colecciones Exclusivas.
Desde ese momento, Thierry Wasser cayó rendido a sus pies y la perfeccionó. Cuando apenas era un brote, la engalanaron con la Guerlinade elaborada con los ingredientes básicos de la casa. Se hizo más fresca, más couture y más sofisticada que nunca.