Terracotta Sunless es la primera bruma autobronceadora para la tez y el cuerpo de Guerlain que permite dosificar la intensidad del bronceado a la perfección. Adquiera un tono sutilmente dorado tras la primera aplicación o más intenso tras la segunda, y potencie el bronceado con un resultado 100% natural y homogéneo. Además, esta bruma sensorial contiene dos activos de gran poder hidratante, la glicerina y el aloe vera, para dejar la piel suave y satinada. Sin olvidar su magnífica fragancia, con notas de flor de tiaré y vainilla, inspirada en el delicioso perfume Terracotta.

Fragancia

Su fragancia de flor de tiaré deja la piel con un dulce aroma que de inmediato evoca un paraíso lejano y exótico…

Ingredientes

La DHA en la concentración justa para controlar la intensidad del bronceado.
El aloe vera y la glicerina, activos hidratantes que no resecan la piel y aseguran un confort de larga duración.

Aplicación

En el cuerpo, vaporice Terracotta Sunless de forma uniforme a 40 cm de la piel. Si quedan pequeñas gotitas sobre la piel, no dude en masajearlas ligeramente antes de dejarlas secar unos segundos. Lávese las manos con jabón después de la aplicación y, a continuación, hidrate la piel.
En la tez, mezcle Terracotta Sunless con la crema de día para obtener un resultado aún más natural.
Con 1 aplicación, diga adiós a su tono apagado. Con 2 aplicaciones, luzca un aspecto luminoso y sutilmente bronceado. Con 3 aplicaciones, presuma de un atractivo bronceado estival. Aplique el producto una vez al día, repita su uso a diario hasta obtener el tono deseado y, posteriormente, de 1 a 2 veces a la semana para mantener el bronceado; repita el procedimiento siempre que lo desee durante todo el año.