Este verano, regálese un viaje al corazón del desierto con la edición limitada Terracotta Sahara Jewel, que combina calidez y color para sublimar el bronceado natural con un efecto embellecedor. Irresistibles para usar en el rostro y el escote, los polvos bronceadores bicolor Terracotta son la nueva propuesta de coleccionista del verano: la combinación del tono superventas Terracotta 03 sutilmente irisado, que aporta calidez a todos los tonos de piel, y el tono rosado que ilumina el bronceado natural. Los colores se utilizan por separado o se mezclan con un sencillo gesto para unificar el bronceado y aportar calidez a la tez. Sobre la piel, el resultado es natural y se mantiene invariable a lo largo del día.
Este estuche joya de coleccionista, de color suave y adornado con el mítico sol Terracotta, se puede reutilizar una vez terminados los polvos.

Fragancia

El perfume de los polvos Terracotta invita a experimentar un momento de evasión en el corazón del desierto. Las notas de ylang ylang y flor de naranjo envuelven en una agradable sensación. Se acompañan de notas de haba tonka y vainilla con soleadas facetas que encarnan la esencia de Terracotta. Un toque de almizcles blancos aporta dulzura a esta fragancia adictiva.
Los sentidos se despiertan en lugares lejanos.

Eficacia

Muchas veces imitada, pero nunca igualada, la fórmula de Terracotta se reinterpreta en colores suaves de hermosos tonos. De los míticos polvos bronceadores Terracotta, conserva lo esencial: un bronceado modulable gracias a una textura confortable y muy fina, para una tez cálida y natural durante todo el día.

Ingredientes

Una combinación única de pigmentos para iluminar la tez con un bronceado radiante.
Una fórmula que no reseca la piel y asegura un confort de larga duración.
Su aplicación es infalible, sin riesgo de equivocarse.

Aplicación

Para aportar sutilmente calidez a la tez:
- aplique los dos tonos por separado: primero el tono bronceador y luego el colorete en los pómulos
- utilice "el gesto del 3", un secreto de Guerlain: mezcle los dos tonos con un movimiento circular y aplique los polvos sobre la tez, de la frente a los pómulos y de los pómulos al mentón, para recrear los reflejos de los primeros rayos de sol.
¡Una aplicación fácil, instintiva!