Femenino. Masculino. ¿Por qué elegir? LUI es un perfume que ama la confusión. Ni totalmente femenino ni realmente masculino, ambos a la vez. Inspirándose en una generación que se salta las normas de género, Guerlain ha ideado un perfume claramente universal.
Su estela equívoca reposa sobre el benjuí: esta resina a un tiempo floral, especiada y amaderada despliega toda su complejidad a lo largo de la composición imaginada por la perfumista Delphine Jelk. Su combinación con los acentos empolvados y especiados del clavel da lugar a una unión tan inesperada como armoniosa.

Un elegante cubo lacado negro con esquinas biseladas. Una etiqueta alargada de donde surgen tres letras gráficas con una silueta Art Déco. El frasco de LUI toma su estética prestada de una creación histórica del patrimonio de Guerlain: LIU, un suntuoso perfume floral aldehído obra de Jacques Guerlain en 1929 cuya estela de libertad envolvió la emancipación de la mujer.

Fragancia

Floral, amaderada, especiada
Inesperada. Sensual. Contemporánea

Ingredientes

Clavel - Bálsamos - Cuero

Secretos de perfumista

Thierry Wasser y Delphine Jelk han querido sorprendernos con un perfume inesperado que mezcla los géneros: LUI es un perfume ambivalente por naturaleza, complejo por esencia. Pero en contacto con la piel es cuando revela lo mejor de su personalidad. Una alquimia singular y diferenciadora, por sus notas florales empolvadas envolventes, o por la profundidad de sus efectos de cuero, amaderados, especiados.