Les Eaux

Desde 1853, el Eau de Cologne se ha erigido en un rito iniciático imprescindible para pasar a integrar la familia de los grandes perfumistas de Guerlain, reinventado a su manera por cada uno de ellos. Compuesta por notas vivaces, frescas y ligeras, es una fragancia ante todo alegre y extravertida. Una magnífica base de perfume tanto para hombre como para mujer que combina a la perfección con la fragancia habitual.

país