Inspirado en la apasionada historia de amor entre un emperador y una princesa india, Shalimar, que significa "templo de amor" en sánscrito, simboliza la promesa del amor eterno. Es una fragancia del deseo.

Con su línea corporal y de baño, Shalimar celebra la belleza femenina ofreciendo rituales sensuales y refinados para los sentidos. El art de vivre se transforma en un arte del cuerpo y la belleza. Los polvos perfumados envuelven la piel en un velo voluptuoso de suavidad y la dejan suave y delicadamente perfumada.

Fragancia

Oriental.
Voluptuosa, sensual, fascinante.

Las notas de salida suscitan una ilusión de flores y bergamota con una brisa fresca. La nota de corazón es cálida gracias a las envolventes y delicadas notas empolvadas del lirio, el jazmín y la rosa. Por último, la presencia de vainilla, notas aromáticas maduradas y la calidez golosa del haba tonka crean la sinfonía sensual que desprende la evolución.

país