• Hace cuatro siglos, en India, el emperador Sha Jahan se enamoró perdidamente de la princesa Mumtaz Mahal. Tanto fue así que construyó los famosos Jardines de Shalimar en su honor, y le dedicó el Taj Mahal, una de las siete maravillas del mundo. Esta increíble historia prendió la imaginación de Jacques Guerlain, que en 1925 creó Shalimar, la primera fragancia oriental de la historia.
país