Insolence es una transformación, una flor totalmente nueva aunque familiar que transporta a un mundo lleno de osadía, irreverencia y libertad...
Esta libertad y espontaneidad extremas y sus excesos confieren un carácter esplendoroso a la mujer Insolence.
El frasco de Insolence, obra del escultor Serge Mansau, parece tallado a la luz. Nada se interpone entre el cristal y el resplandor que atesora. Cuerpo, cuello y tapón: cada una de estas tres semiesferas genera una triple revolución alrededor de sí misma.
Insolence, una fragancia chispeante e inesperadamente sensual para mujeres espontáneas, libres y atrevidas.

Afrutada floral.
Sorprendente, audaz, femenina.

El sensual jugo de Insolence nos transporta al corazón de la fragancia. Este aroma afrutado floral mezcla notas de bayas y notas femeninas de violeta y flor del naranjo con el delicado lujo del lirio para conseguir un acorde apasionado y voluptuoso.

Insolence presenta unas notas abundantes e intensísimas de violeta triunfante en las antípodas del susurro tímido que se utiliza para procesar esta flor en sombras y medias sombras. Esta violeta deslumbrante se combina con un lirio atemporal, elegante y femenino.
Insolence también marca el inicio del uso de las bayas por parte de Guerlain en una composición.

país