Terracotta l'Eau Hâlée es la primera agua fresca con color para el rostro de Guerlain. Una “eau” ligera que recrea al instante un bronceado natural y translúcido aportando un afecto de piel limpia. Su tono universal ofrece un bronceado graduable para todos los gustos, dependiendo de las aplicaciones. Su fórmula hidratante envuelve la piel en frescor. No destiñe ni mancha la ropa.

Un agua gelificada y una aplicación fácil y ajustable.
Una fórmula enriquecida con activos hidratantes para mantener la piel suave durante todo el día.


Una leyenda, un must mundial, los polvos Terracotta de Guerlain llevan escribiendo su historia desde 1984. Inspirados en un viaje al corazón del desierto, capturan todos los reflejos del sol e iluminan la piel al instante con un bronceado natural.
Y como la piel nunca es más atractiva que cuando está bronceada, Guerlain engrandece la leyenda Terracotta con un ritual de cara y cuerpo aun más tentador, para un bronceado más atractivo y duradero.

Fragancia

Su perfume de flor de Tiaré deja sobre la piel una dulce fragancia, que nos traslada inmediatamente a lugares exóticos y paradisiacos… Los sentidos se despiertan en tierras lejanas.

Aplicación

Ligeramente gelificada, el agua se aplica fácilmente con el dedo o con un algodón, fusionándose como una segunda piel luminosa y confortable… que desaparece inmediatamente con agua y jabón. Su fina textura se funde rápidamente con la piel y permite varias aplicaciones consecutivas, para un bronceado natural y a medida, que se gradúa al gusto.

país