Su diseño denso y de forma alargada con cuña de líneas redondeadas, ideal para adaptarse a las curvas de los pómulos, permite aplicar y difuminar el color a la perfección, sin apelmazamiento ni marcas artificiales.
Resultado: una caricia sobre los pómulos con una apariencia de color muy natural.
Técnica: impregne la brocha de color y retire el exceso de producto con ligeros toques en el dorso de la mano. Sonría y efectúe un barrido de color de la parte superior del pómulo hacia la parte superior de la oreja.

país