Hay fragancias que son como historias de amor: apasionadas y efímeras, salvajes y tórridas. Tú y yo, tan felices juntos, durante unas horas, unos días... Felices separados, felices por esta distancia que agudiza el placer de vernos de nuevo. ¡Qué armonía tan delicada! Como el amor, una fragancia puede recrearse en todo.
La fragancia Chamade pour Homme se presenta en un frasco de líneas definidas enmarcado de manera sencilla en madera para darle un toque plenamente contemporáneo.
Reedición de 1999.

Fragancia

Floral amaderada.
Atrevida, fresca, sorprendente.
Notas de salida: bergamota italiana, pimienta negra.
Notas de corazón: jacinto, nota de hoja de violeta, nuez moscada.
Notas de fondo: vetiver, cuero, madera preciosa.

Secretos de perfumista

En 1999, Jean-Paul Guerlain creó este momento de amor como respuesta al júbilo de Chamade pour Femme, una creación elaborada en 1969 como deslumbrante regalo a una mujer a quien amaba. Esta fragancia para hombre tiene un encanto conmovedor que hace que el corazón se estremezca y el pulso se acelere a medida que el impulso del deseo enciende el placer esperado.

país