El nombre Mon Précieux Nectar le viene como anillo al dedo. Esta fragancia –discretamente afrutada, floral y almizclada– recuerda a las creaciones que marcaron la historia de la perfumería. Se trata de una fragancia con una elegancia excepcional, por momentos vibrante y noble, envolvente o incluso deliciosamente delicada. Su complejidad deja la mente aturdida.
La fragancia se presenta en el emblemático frasco de abejas, que adopta un elegante formato de 125 ml excepcionalmente para la ocasión.
Reedición de 2009.

Fragancia

Floral oriental.
Sutil, dulce, envolvente.
Notas de salida: petit grain, almendra amarga.
Notas de corazón: flor del naranjo, jazmín.
Notas de fondo: sándalo, madera de gaiac, vainilla, almizcles blancos, olíbano.

Secretos de perfumista

Esta fragancia despliega una flor del naranjo dulce y con un toque meloso que crea un aura espectacular y genera adicción.
Mon Précieux Nectar, el producto más bello de la abeja Guerlain.

país