Oriental Brûlant, la esencia carnal y embriagadora de la mujer erótica y transgresora, evoca toda la sensualidad de un abrazo. Una mezcla especiada con un toque de almendra que reaviva la fragancia, proporcionándole un aura voluptuosa en la salida.
La fragancia se presenta en un frasco de líneas definidas, decorado con una etiqueta metálica plateada que se inspira en el ambiente íntimo del tocador.

Fragancia

Oriental.
Envolvente, carismática, erótica.
Notas de salida: clementina, notas balsámicas.
Notas de corazón: almendra, especias.
Notas de fondo: haba tonka, styrax, vainilla.

Secretos de perfumista

Si Oriental Brûlant fuera un color, tendría el rubor irresistible del sonrojo. Un rojo profundo, símbolo del deseo intenso y del erotismo insaciable. Una verdadera pócima de amor...

país