Con objeto de celebrar la reapertura de la legendaria boutique en el número 68 de la avenida de los Campos Elíseos, Guerlain ha recreado el mítico frasco en forma de tortuga con un monumental frasco de un litro en cristal negro, obra de Baccarat. Esta proeza técnica ha sido posible gracias a la restauración de un molde con un siglo de antigüedad. Este tesoro del patrimonio de Guerlain atestigua el doble saber hacer tradicional de Guerlain y Baccarat. La tortuga se alza en el interior de una campana de cristal, en un lujoso y cautivador fondo de escenario parisino labrado en oro fino por un maestro artesano de Ateliers Gohard.

Fragancia

La fragancia es una creación única: un extracto de perfume creado por Thierry Wasser en homenaje a la mítica boutique del número 68 de la avenida de los Campos Elíseos. La fragancia amaderada especiada juega al contraste entre las especias cálidas y frescas. La flor eterna, realzada magníficamente, confiere todo su carácter a la nota de corazón floral, mientras que el haba tonka, la benzoína y el incienso, matizados con notas de cuero, dotan a la fragancia de una estela auténticamente Guerlain.

Secretos de perfumista

1913, Guerlain traslada su boutique a los Campos Elíseos. A fin de celebrar la apertura de su nueva boutique, Jacques Guerlain crea Parfum des Champs-Elysées para su admiradora clientela parisina. La fragancia se encierra en un majestuoso frasco en forma de tortuga de cristal de Baccarat, en una irónica alusión al ritmo de su elaboración.
Un siglo después, Guerlain sigue reinventándose y reinterpreta el mítico frasco en forma de tortuga gracias a la restauración de un molde de Baccarat de 100 años de antigüedad.

país