1913, Guerlain traslada su boutique a los Campos Elíseos, a escasos metros de la primera fábrica. A fin de celebrar la apertura de su nueva boutique, Jacques Guerlain crea Parfum des Champs-Elysées para su admiradora clientela parisina. La fragancia se encierra en un majestuoso frasco en forma de tortuga de cristal de Baccarat, en una irónica alusión al ritmo de su elaboración.
Un siglo después, Guerlain sigue reinventándose. La mítica dirección, número 68 de la avenida de los Campos Elíseos, encarna la elegancia del estilo de vida francés. Artistas y artesanos de prestigio internacional han rediseñado este magnífico emplazamiento que inaugura un nuevo siglo de belleza y pasión, una nueva aventura de Guerlain.
Para celebrar este nuevo capítulo de la historia épica de Guerlain, Thierry Wasser ha creado Parfum du 68, tomando como inspiración la misma esencia característica de la Maison. La fragancia, creada a imagen de Guerlain, trenza un vínculo entre el pasado y el futuro. Más que un tributo, una declaración.

Fragancia

La fragancia, floral y amaderada, juega al contraste entre las especias cálidas y frescas en una mezcla armoniosa de flor eterna y rosa, un dúo floral incomparable. Un bouquet de heliotropo y benzoína envuelve la fragancia con una estela irresistiblemente Guerlain.

Secretos de perfumista

La Cologne du 68, que ya había rendido tributo a la mítica dirección de la Maison, libera varias de sus armonías en este Eau de Parfum....

país