Servicios personalizados
Servicios personalizados
Su Espacio
Vos demandes d’echantillons
Vos demandes d’echantillons
Transferencia del conocimiento

Perpetuar lo excepcional

Durante 180 años, Guerlain ha valorado a los creadores y artesanos que han explorado, inventado, osado y diseñado. Y han contribuido a su excelencia. Una rica experiencia que la Maison está orgullosa de mantener.

Para que Guerlain siga siendo siempre Guerlain.

Además de conservar estas inestimables profesiones y técnicas expertas que se mantienen vivas gracias a Guerlain. 


LA EXPERIENCIA GUERLAIN


El más pequeño detalle de un perfume Guerlain contiene horas de trabajo en una amplia variedad de disciplinas.


La creación olfativa, evidentemente, liderada por Thierry Wasser. Y también la producción interna de concentrados, el llenado de los frascos y la incorporación del toque final ("barbichage", "baudruchage", sello de cera y sello Guerlain), un arte del envasado transmitido por las "dames de table" de generación en generación, como una auténtica cofradía.


ARTESANOS DE LA EXCELENCIA


Para crear y ofrecer lo excepcional, Guerlain siempre ha recurrido al conocimiento único de los expertos: artistas vidrieros, grabadores, iluminadores, orfebres de oro fino, joyeros y artesanos joyeros, bordadores, cereros, ceramistas, escultores de papel.

Entre estos virtuosos, también algunas Maisons ilustres han dejado su impronta particular en la historia de Guerlain: Baccarat, Pochet y, en la actualidad, Gripoix y Lesage.


UN PLANTEAMIENTO RESPALDADO


En su época, Jacques Guerlain ya trabajaba para fundar el Comité Colbert. Esta institución conserva los tesoros del saber hacer francés y, en la actualidad, reúne las Maisons de lujo más importantes. Hoy en día, el Ministerio de Industria francés ha otorgado a Guerlain el distinguido sello de Empresa Del Patrimonio Vivo por su contribución a la promoción de la excelencia francesa.


Transferencia del conocimiento

El arte del envasado

En Guerlain, existen las hadas. Se las conoce con el sobrenombre de "Dames de table". Son magas que, durante generaciones, han enlazado y peinado con precisión y arte las hebras de seda para dar el toque final a los frascos más bellos. Les dan esa dimensión de lujo que los hace únicos, preciados e inolvidables. Inconfundiblemente Guerlain.


Llenado a mano, dorado con oro fino, "baudruchage", "barbichage", sellos de cera, sello Guerlain, etc. Ninguna máquina puede reemplazar a las "Dames de table".


Shalimar está adornada con un sofisticado sello con "baudruchage" y hebras de seda que requieren al menos siete nudos diferentes antes de proceder a peinarlas.


El frasco cuadrifolio de L'Heure Bleue presenta un extravagante "barbichage". El cepillado de sus hebras de seda requiere más de cuarenta y cinco minutos de arduo trabajo en ambos lados.


EL SENTIDO DE LO EXCEPCIONAL


El arte del envasado lleva intrínseco un número de técnicas únicas y meticulosas que las "dames de table" transmiten a las nuevas generaciones. Estas técnicas incluyen el "baudruchage", una técnica muy apreciada en Guerlain, en que el cuello de cada frasco se sella con una fina membrana (la "baudruche"). A continuación, se enrolla una hebra de oro alrededor de esta "baudruche" y se aprieta con fuerza. De esta forma, el frasco se mantiene hermético y a prueba de manipulaciones. Este trabajo manual no es compatible con la rapidez: únicamente la perfección cuenta.


EXCLUSIVO DE GUERLAIN


Guerlain es también la única Maison que elabora las etiquetas de todas sus creaciones. Este trabajo de precisión requiere la atención constante de seis trabajadores.


Transferencia del conocimiento

Control integral

En consonancia con la filosofía fundadora de la Maison, Guerlain ha seguido perfeccionando internamente en estos 180 años todas las etapas creativas cruciales. Así pues, todas las fragancias se elaboran internamente de principio a fin.


UN PROCESO LARGO


Hacen falta veinte meses para crear un perfume.


En primer lugar, la fórmula del creador, inspirada en una emoción, un viaje, una pieza musical o una historia de amor.

Ésta se traduce con delicadeza a un concentrado olfativo, una mezcla de materias primas reproducible rigurosamente.


Luego, la Maison adquiere por todo el mundo las materias primas necesarias para su producción.


Esta etapa de transformación en que se comprueba la calidad del producto va asociada con estrictos controles analíticos (toxicológicos, etc.) y olfativos.


A continuación tiene lugar la fase de maceración: 300.000 litros de perfume que darán lugar a 250 fragancias Guerlain permanecen dormidos en la bodega. Aquí es donde su fragancia mejora con el tiempo antes de proceder al envasado. Antes de la explosión final, en algún rincón del mundo.


Cada año la Maison produce un millón de litros de perfume, en 14 millones de frascos.


UN PERFUMISTA ÚNICO


Guerlain es uno de los pocos perfumistas que tiene su propia nariz y que desarrolla sus productos internamente. Además, es el único que centra su impulso creador en torno a los perfumes. Todos estos aspectos hacen de Guerlain, en opinión de algunos, el único verdadero perfumista del mundo.


Transferencia del conocimiento

Maisons Excepcionales

Numerosas piezas excepcionales han iluminado la historia de la Maison Guerlain. Todavía hoy en día, Guerlain se atreve con los proyectos creativos más osados. Objetos preciosos que nunca habrían visto la luz del día sin la amplia experiencia de los artesanos más ilustres.


La Abeja con Alas de Plata, la edición limitada de 50 piezas del frasco que conmemoró el 160 aniversario de la Eau de Cologne Impériale, fue diseñada por Guerlain y Baccarat. Ambas Maisons han colaborado desde 1889.

Baccarat fue el artífice de transformar la emblemática abeja de Guerlain en un objeto de cristal distinguido, aerodinámico y lujoso. La quintaesencia del lujo y la artesanía.


Cuando L'Heure Bleue celebró su centenario, invitaron a Baccarat, el diseñador del primer frasco cuadrifolio cien años antes, a darle un color azul oscuro y magnético. La Maison Gripoix, conocida casa joyera parisina de alta costura, lo decoró con un ramo de violetas cinceladas con oro fino de 24 quilates, como una constelación de estrellas que aparecen al atardecer.


Por su parte, la Maison Lesage introdujo L'Heure Bleue en un lujoso estuche. El terciopelo azul se ilumina con bordados de alta costura cuyo secreto solo conoce Lesage. Las perlas facetadas de plata y delicadas cadenas completan una pieza excepcional.


Un frasco fastuoso merece una joya imponente. Shalimar, con su versión Extract de 1,5 litros, se decoró con el talismán bizantino creado por la Maison Gripoix. Cristal azul oscuro. Perlas de nácar. Oro de 24 quilates. La obra recuerda a los lujosos adornos bizantinos de los perfumes más orientales.


El frasco de 2 litros de Shalimar Parfum Initial "A Fleur de Peau" se embellece con una joya que va enrollada a su cuello. Inspirada en la sensualidad de la fragancia, la Maison Gripoix creó una gema de vidrio del color de la piel sobre una delicada montura bañada con oro de 24 quilates.


Los 37 frascos vintage de Baccarat cuidadosamente guardados en los archivos de la Maison dan la bienvenida a La Petite Robe Noire durante un periodo de edición limitada.

Los artistas Kuntzel & Deygas han adornado las tres caras del frasco del corazón invertido con su grácil silueta.

El saber hacer de los talleres Baccarat ha dado vida a estos pigmentos negros esmaltados sobre el cristal. Un efecto brillante y vidriado creado totalmente a mano en un artículo de coleccionista excepcional.


Thierry Wasser PERFUMISTA
"Un perfumista tiene una relación subjetiva y apasionada con sus materias primas favoritas"